fbpx

Xbox Series X, detrás de la próxima generación de consolas

Xbox Series X, detrás de la próxima generación de consolas

Un vistazo más de cerca a la tecnología de Xbox Series X que está diseñando una nueva generación de consolas con diseños únicos.

Xbox Series X, detrás de la próxima generación de consolas diseñadas para una nueva generación que será lanzada durante la época decembrina, marcará la pauta para nuevos parámetros de rendimiento, velocidad y compatibilidad.

Recientemente, junto con los expertos en tecnología, Austin Evans y Digital Foundry, se pudieron ver algunas de las tecnologías detrás de la potencia del Xbox Series X.

La próxima generación de consolas Xbox está definida por tres características principales: potencia, velocidad y compatibilidad.

El Xbox más poderoso de la historia

Desde los planes preliminares estaba determinado crear la consola más poderosa de la historia. Eso dio inicio a una serie de pláticas sobre cómo se definiría la noción de “potencia” en la próxima generación de consolas.

En generaciones pasadas, la potencia se ha definido, por la innovación en los gráficos: una transición de gráficos de 8 a 16 bits, de 2D a 3D, de SD a HD y, por último, 4K.

Hoy los jugadores piden más y más juegos que se ejecuten a 60 cuadros por segundo (fps). Además de alta fidelidad visual, así como con una respuesta más precisa y receptiva.

Puede interesarte: Ori and the Will of the Wisps ya en Xbox Game Pass

Los desarrolladores han ideado soluciones creativas como la escala de resolución dinámica para mantener la alta calidad de las imágenes sin comprometer los cuadros por segundo.

Sin embargo esto a menudo implica pensar en maneras de sortear las limitaciones y restricciones de la generación actual de hardware.

No solo se trata de hacer que los videojuegos se vean mejor, sino que se jueguen mejor

Si bien Xbox Series X ofrecerá un incremento inmenso en el desempeño de la GPU, continuará redefiniendo la evolución de lo último en gráficos con nuevas capacidades como el trazado de rayos acelerado por hardware.

Jason Ronald, director de gestión de productos de Xbox Series X

El equipo sabía que tenía que crear una consola de próxima generación capaz de ejecutar juegos en 4K a 60 fps que no causara problemas.

También se retaron a sí mismos para ofrecer un nivel de desempeño que alguna vez se pensó imposible en una consola. Incluido el soporte hasta para 120 fps en juegos más demandantes y competitivos.

Se cree que la resolución y los cuadros por segundo son decisiones creativas que se deberían dejar en manos de los desarrolladores de juegos. Pero, el equipo quería asegurarse de que el sistema pudiera cubrir las necesidades de los juegos más populares de esports competitivos y títulos innovadores de creadores independientes.

Nuevos soportes

Para brindar soporte para estas necesidades, fortaleció su alianza a largo plazo con AMD que ha estado presente con Xbox desde hace más de 15 años.

Gracias al enfoque en el diseño transformacional y en las mejoras generacionales del rendimiento, para los desarrolladores, la consola termina siendo un espacio de innovaciones técnicas, comentó Sebastien Nussbaum, vicepresidente corporativo y asociado sénior del área de productos y tecnologías semipersonalizadas en AMD.

Esto se debe a la potencia bruta del diseño personalizado del procesador que se alimenta de 8 núcleos AMD Zen 2 CPU y un GPU clase RDNA 2.

Estas arquitecturas de próxima generación ofrecen un nuevo nivel de desempeño que permite a los desarrolladores crear experiencias realistas e inmersivas nunca antes vistas.

Al mismo tiempo permite sembrar un ecosistema DirectX de próxima generación que seguirá impulsando la industria hacia el futuro.

Xbox Series X es el mayor salto generacional de SOC (sistema en un chip) y de diseño API que hayamos hecho con Microsoft. Es realmente un honor para AMD que Microsoft le confíe este trabajo.

Series X será una fuente de inspiración para afirmar el liderazgo en innovación técnica. Esto, a través de esta generación de consola, lo cual propagará la innovación por todo el ecosistema DirectX.

Sebastien Nussbaum, vicepresidente corporativo y asociado sénior del área de productos y tecnologías semipersonalizadas en AMD

Especificaciones del sistema

CPU8 núcleos @ 3.8 GHz (3.6 GHz w/ SMT) CPU Custom Zen 2 personalizado
GPU12 TFLOPS, 52 CUs a 1.825 GHz RDNA 2 GPU personalizado
Tamaño de pastilla360.45 mm2
Procesador7nm mejorado
Memoria16 GB GDDR6 w/ 320b bus
Ancho de banda de memoria10GB @ 560 GB/s, 6GB @ 336 GB/s
Almacenamiento internoSSD NVME personalizada de 1 TB
Rendimiento I/O2.4 GB/s (Raw), 4.8 GB/s (Comprimido con bloque de decompresión de hardware personalizado)
Almacenamineto expandibleTarjeta de expansión de 1 TB (coincide perfectamente con el almacenamiento interno)
Almacenamiento externoSoporte USB 3.2 HDD externo
Unidad ópticaUnidad de Blu-Ray 4K UHD
Objetivo de rendimiento4K @ 60 FPS, hasta 120 FPS

Una de las funciones más importantes (pensada para los jugadores) en Xbox Series X será el soporte para trazado de rayos acelerado por hardware DirectX.

Éste, simula las propiedades de la luz y sonido en tiempo real de manera más precisa que cualquier otra tecnología.

Transformación

Cambiando de un lado a otro entre las imágenes actuales y las imágenes aceleradas por un hardware DirectX Raytraced, Vaught caminó por un mundo de Minecraft preconstruido para mostrar las formas en las que la iluminación realista transforma el juego por completo.

Las sombras proyectadas de los objetos se suavizan o endurecen dependiendo de qué tan lejos se esté del objeto, mientras que la lava emite un cálido resplandor naranja que se disipa a la distancia y se refleja en los rieles de los carros de minas.

Incluso la luna proyecta sus propios rayos sobre las paredes o como reflejos de partículas en el aire.

Las imágenes de trazado de rayos cambian la experiencia sensible de Minecraft, atrayendo al jugador y adentrándolo en un mundo mucho más realista.

Puede interesarte: Doom 64 llega a Xbox One ¿estás listo?

Para cerrar el segmento sobre la potencia de Xbox Series X, Mike Rayner, director técnico de The Coalition, mostró la manera en la que su equipo está planeado optimizar Gears 5 para Xbox Series X.

Para todo los juegos

El equipo presentó un demo técnico de Gears 5, alimentado por un motor Real Engine para Xbox Series X usando la configuración completa PC Ultra Spec.

Incluye mayor resolución de texturas y mayor resolución volumétrica de niebla, así como 50 % más de conteo de partículas que en PC Ultra Specs.

También mostraron la escena de apertura que ahora se ejecuta a 60 FPS en 4K (eran 30 FPS en Xbox One X), lo que significa que la transición de escenas en tiempo real al juego es increíblemente fluida.

Hubo considerables mejoras en algunas otras áreas. Los tiempos de carga eran increíblemente rápidos y el equipo podría activar algunas funciones que, si bien se habían implementado anteriormente, se tuvieron que desactivar para la versión Xbox One X.

Esto incluye sombras de contacto (lo que ofrece mayor profundidad a los objetos) y autosombra de iluminación en plantas y pasto, haciendo que cada escena se viera aún más realista.

Rayner compartió que el juego ya está corriendo a 100 fps y que el equipo está buscado la forma de implementar el gameplay a 120 fps para los modos multijugador.

El equipo anunció que tendrán una versión optimizada de Gears 5 para Xbox Series X disponible durante el lanzamiento de Xbox Series X, mismo que los jugadores podrán disfrutar completamente gratis si ya cuentan con la versión de Gears 5 para Xbox One y aprovecharán Smart Delivery dependiendo de la consola que usen.

Mejoramos la inmersión y aceleramos la velocidad

El siguiente gran pilar de Xbox Series X es la velocidad, que se puede definir de diferentes maneras. Los dispositivos modernos han modificado nuestras expectativas sobre qué tan rápido te puedes mover entre distintas experiencias o aplicaciones.

La mayoría quiere unirse de inmediato a una experiencia o volver a donde dejamos el juego por última vez en un parpadeo.

Esto hizo que el equipo se dedicada a rediseñar la arquitectura del sistema, ya que querían asegurarse de permitirles a los jugadores pasar más tiempo jugando y menos esperando.

Una gran parte de eso gira en torno a la adición de una unidad de disco de estado sólido (SSD). Han alcanzado los límites superiores del rendimiento de la unidad de rotación tradicional, por lo que el equipo sabía que se tenía que invertir en niveles de velocidad de E/S SSD para ofrecer la calidad de experiencia que aspiraban con el Xbox Series X.

Arquitecturas

La Arquitectura de Velocidad de Xbox cuenta con una estrecha integración entre hardware y software y es una arquitectura nueva y revolucionaria que está optimizada para la transmisión de recursos en los videojuegos.

Esto desbloqueará nuevas capacidades nunca antes vistas en consola, permitiendo que los desarrolladores tengan acceso inmediato a 100 GB de activos en juegos.

Los componentes de la Arquitectura de Velocidad de Xbox se mezclan para crear un modo multijugador efectivo en memoria física, lo que marca una diferencia absoluta.

Si el CPU es el cerebro de nuestra consola y el GPU su corazón, entonces la Arquitectura de Velocidad de Xbox es su alma. La Arquitectura de Velocidad de Xbox es mucho más que veloz que las versiones anteriores. Es una de las partes más innovadoras de nuestra nueva consola.

Se trata de revolucionar la manera en la que los videojuegos pueden crear mundos más grandes y atrapantes.

Andrew Goossen, miembro técnico del Xbox Series X en Microsoft

Puede interesarte: Herman Miller y Logitech G crean mobiliario para gamers

Los principales beneficiados con esta mejora en la tecnología son los inmensos mundos abiertos de los juegos donde los jugadores tienen la libertad de jugar y explorar a su modo y conocer los entornos.

Títulos como Final Fantasy XVAssassin’s Creed Odyssey y Red Dead Redemption 2 han redefinido las expectativas de un mundo viviente y dinámico en esta generación de videojuegos.

Para hacer que estos universos sean aún más dinámicos y se sientan como mundos inmensos y de alta fidelidad se requiere:

  • Un aumento masivo en el poder de procesamiento.
  • La capacidad de transmitir activos de forma extremadamente rápida para no romper la inmersión.

Los desarrolladores podrán eliminar efectivamente los tiempos de carga entre niveles o crear sistemas de viaje rápidos que sean solo eso: rápidos.

Por supuesto que no se puede hablar de velocidad sin mencionar la latencia

Los jugadores competitivos y las mejores experiencias de juego requieren de precisión y controles sensibles. El equipo de Xbox analizó todo canal de entrada, desde los controles hasta la consola y desde la consola hasta la pantalla y nos desafiamos a nosotros mismos para identificar cada oportunidad posible para reducir aún más la latencia y, de esta manera, ofrecerles la mejor experiencia a los jugadores de Xbox.

Goossen, miembro técnico de Xbox Series X en Microsoft

Esto incluye desarrollar una tecnología completamente nueva como:

El equipo ha trabajado con fabricantes líderes de televisiones durante los últimos dos años para garantizar que el ecosistema de pantallas esté listo para las funciones de Xbox Series X.

Si bien puede ser difícil notar las mejoras en la latencia en cualquiera de estas áreas, cuando las juntas todas, vivirás una experiencia mucho más reactiva.

Las experiencias del jugador

Se verán exponencialmente mejoradas gracias a la velocidad que ofrece el Xbox Series X. Una de las mejoras más notables son los tiempos de carga, que se verán considerablemente reducidos gracias a la potencia de procesador del Xbox Series X.

También cuentan con la nueva tecnología Quick Resume. En consolas de generaciones actuales, puedes reanudar el último título que jugaste. Sin embargo, ya que la mayoría de los jugadores juegan (en promedio) de tres a cuatro juegos por mes, el equipo quería darles la opción de cambiar de juego fácil y rápidamente.

Con la función Quick Resume podrás reanudar múltiples juegos con tan solo presionar un botón, llevándote exactamente a la acción del último lugar donde te quedaste en múltiples juegos al mismo tiempo.

Dado que los juegos se almacenan directamente en el SSD del sistema, seguirán funcionando a pesar de que apagues tu consola, la desconectes por completo o incluso, actualices el sistema.

La compatibilidad de juegos continúa en la próxima generación

El tercer y último pilar de Xbox Series X es la compatibilidad. A través de la generación Xbox One, el equipo ha mostrado su pasión y compromiso por la compatibilidad, poniendo al jugador y sus juegos favoritos al centro de todo lo que hacen.

Puede gustarte: Conoce el glosario tecnológico de Xbox Series X

Como jugadores, entendieron que todos tenemos nuestros propios recuerdos favoritos, franquicias o títulos que queremos continuar jugando conforme la tecnología y el diseño del mundo de los videojuegos sigue evolucionando.

Los jugadores verán los beneficios del hardware mejorado de Xbox Series X para la retrocompatibilidad de juegos, incluido el arranque y los tiempos de carga, cuadros por segundo más estables, mayor resolución y calidad de imágenes mejorada.

El equipo de compatibilidad sigue creando tecnologías completamente nuevas e innovaciones que se puedan usar para mejorar aún más el catálogo ya existente de juegos al jugarlos en Xbox Series X.

Xbox Series X, detrás de la próxima generación de consolas trae una rápida y poderosa creación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos post

Categorías